En su reunión de la fecha, el Comité de Política Monetaria (CPM) decidió por unanimidad mantener la tasa de interés de política monetaria en 0,75% anual. El CPM observa que las perspectivas de crecimiento económico mundial para el 2021 han mejorado.

En cuanto a la situación epidemiológica, existen avances importantes en las aplicaciones de vacunas contra el COVID-19 en diversos países y se reportaron descensos en los niveles de contagios.

Estos factores contribuyeron al dinamismo en los mercados financieros internacionales. Con respecto a los precios internacionales de commodities, se registraron aumentos importantes en las cotizaciones del petróleo, lo cual podría generar presiones inflacionarias a nivel global.

En América Latina y el Caribe, se verifica una revisión al alza en las proyecciones de crecimiento económico a la luz de mejoras observadas en los indicadores de actividad económica de corto plazo y, al mismo tiempo, se aprecian leves incrementos en los niveles de precios.

En el escenario doméstico, los indicadores de actividad económica y de demanda mostraron un mayor dinamismo hacia finales del 2020. En los últimos meses, las construcciones, la ganadería y las manufacturas verificaron un buen desempeño, sumado a la recuperación paulatina del sector servicios.

Para el 2021, las perspectivas favorables en el sector agrícola, conjuntamente con un mayor impulso del sector externo, determinarían la velocidad del proceso de restablecimiento de la economía en el transcurso del año, especialmente a partir del segundo trimestre.

Sin embargo, persiste el riesgo derivado de la evolución epidemiológica en el país, cuya mitigación dependerá del progreso del plan de vacunación contra el COVID-19.

En cuanto a los precios, la inflación total y las distintas medidas subyacentes, permanecieron en niveles bajos. No obstante, las expectativas de inflación para el horizonte de política monetaria se mantienen alineadas a la meta del 4%.

En este contexto, el CPM consideró que el actual nivel del perfil expansivo de la política monetaria sigue siendo compatible con el cumplimiento de la meta del 4%. No obstante, el CPM continuará evaluando la dinámica económica sobre los precios a fin de iniciar un proceso gradual de normalización de la política monetaria en un futuro cercano.