Tony Santamaria, presidente de Fedecamaras, destacó el hecho de que por primera vez se reúnen autoridades, empresarios y comerciantes de ambas fronteras para analizar el problema de la reducción de la cota de compras anunciado para el Brasil para el mes de julio de este año.

Defendió la idea de iniciar una cruzada para lograr el aumento de la cota de 300 a 500 dólares. De no lograrse ese objetivo cuando menos se buscará que la cota actual se mantenga y no se reduzca a 150 dólares como anunció la Receita Federal.

La reunión se realizó en la sede la gobernación del Alto Paraná. Participaron representantes de gremios organizados de Salto del Guaira, Pedro Juan Caballero y Ciudad del Este. Del lado brasileño estuvieron Reni Pereira, intendente de Foz de Yguazú, representantes de autoridades municipales de Guaíra, además de representantes de gremios empresariales.

La idea es que cada sector haga el lobby correspondiente ante sus respectivos gobiernos de manera a sensibilizar a Brasilia sobe el impacto negativo que tendrá la reducción de la cota de compra para los brasileños, tanto para las ciudades paraguayas como brasileñas.

“Lo importante es que el gobierno brasileño entiende que este no es el momento para reducir la cota de turismo, al contrario se debe elevar cuando menos a 500 dólares, de manera a evitar que miles de paraguayos y brasileños terminen en manos de organizaciones criminales. Esto así como esta ideado solo va a beneficiar a la informalidad y eso se debe entender”, refirió Santamaria.