Juan Armando Santamaría, presidente de Fedecamaras y directivo de la CIEEP calificó de muy positiva la reunión con el presidente de la República, Horacio Cartes y su Ministro de Hacienda, Santiago Peña. Hubo un compromiso de acompañar el pedido de los empresarios de buscar la forma, cuando menos, de posponer la reducción de la cota de turismo.

“El ministro de Hacienda ratifico la voluntad del gobierno nacional de seguir conversando para buscar,  por lo menos posponer la aplicación de la reducción de la cota, hasta que se establezca una opción”, refirió el empresario al salir del Palacio de gobierno.

Manifestó que de igual manera se asumió el comprometió a apoyar la solicitud de que la cuota de turismo terrestre se eleve a 500 dólares, así igualarse a la cota vigente para los turistas que viajan vía area.

}“De igual manera se puso a disposición, para que se busque cambios para salvaguardar hasta donde se 
pueda el empleo  y la misma  ciudad. Dijo que se tenía que buscar alternativas. El observa con satisfacción la posibilidad que la ciudad se vaya activando hacia el turismo de compra”, añadió Santamaria al comentar con diariofedecamaraspy.com los detalles del encuentro.

Recordó que Peña habló de las bondades de la maquila para la inversión en el sector  industrial.
Otro aspecto que destacó el empresario es que la intendenta de Ciudad del Este, Sandra McLeod y el gobernador del Alto Paraná, Justo Zacarías, como parte de la comitiva que representó al sector privado de la zona este,  ratifico que  el paro de mañana es un simbólico y en apoyo a la  gestión de gobierno.


En otro momento, Santamaría señaló que el ministro de Hacienda manifestó que el en el caso del Real “no ve nada que hacer, como nosotros. Se trata de una coyuntura comercial debido a la falla de crecimiento que tiene la economía brasileña. Nosotros nos retiramos con la satisfacción haber sido recibidos y con la esperanza de que vamos a seguir trabajando con los técnicos del gobierno, para que, de ser necesario, se cree un plan de contingencia, donde se considere, la frontera un centro de reexportación y a su vez se busque un nuevo régimen de tributación de manera  que se pueda sostener la frontera en aras de conservar los empleos y la permanecía del centro comercial”, sentenció.