El Secretario de Industria y Comercio de la Gobernación del Alto Paraná, Andrés Lu, habló sobre la situación en la que se encuentra el comercio de Ciudad del Este, ante la crisis económica por la que atraviesa y aseveró que el principal enemigo de los empresarios sigue siendo la ilegalidad. Aseguró que la proliferación de la informalidad es lo que más afecta a la actividad mercantil de los importadores, por lo que en el 2016 se trabajará por un pedido de larga data del sector privado, para hacer frente a los que burlan el sistema aduanero y fiscal evadiendo el pago de tributos.
De acuerdo al análisis de Andrés Lu, titular de Industria y Comercio de la institución departamental, la crisis comercial en Ciudad del Este, se debe principalmente a la importante devaluación del real, moneda brasileña, y de la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores del vecino país.

Asimismo, la competencia desleal sigue dañando al sector de importadores, por lo se buscará la forma de que el comercio sea igual para todos, eliminando los privilegios e impunidad para los que burlan el sistema aduanero y fiscal, evadiendo el pago de tributos.

Andrés Lu, indicó que la insuficiente formalización es una de las principales debilidades del comercio, ya que genera una gran distorsión en las transacciones, además de establecer una pésima imagen. En ese sentido, explicó que para buscar soluciones se conformó un comité público-privado de trabajo, encabezado por los ministros de Industria y Comercio, Gustavo Leite y el de Hacienda, Santiago Peña, además del gobernador, Justo Zacarías. Mientras que por el sector privado, los representantes son los principales gremios de empresarios que aglutinan a los comerciantes e importadores que operan bajo el régimen especial de turismo. 

Añadió que el comité buscará mejorar las reglas de la economía, para su formalización. Sostuvo que es necesario buscar una forma de erradicar el comercio ilegal ya que, “si uno compite con una persona que no paga impuestos, siempre estará en desventaja. Esto, porque los informales siempre tendrán los costos más baratos”, explicó.

En dicho contexto, aclaró que se pretende que la gente que opera en la informalidad pase a la formalidad. “Y por la importancia que significa el comercio del microcentro, por la cantidad de mano de obra que emplea en forma directa e indirecta, es una prioridad para el gobierno buscar soluciones de fondo para este comercio”, puntualizó. 





Fuente: Vanguardia