La Cumbre del Mercosur en Luque sirvió también para reunir a los jefes de gabinete de nuestro país y Argentina y a los directores de Yacyretá, quienes acordaron reiniciar la revisión del Anexo C en enero próximo. Nuestro país reclamó también la regularización de los pagos.
El encuentro entre las autoridades paraguayas y argentinas se llevó a cabo durante la recepción ofrecida a los mandatarios de la región en el Centro de Convenciones de la Conmebol.

Se informó que participaron los ministros jefes de gabinete Marcos Peña y Juan Carlos López Moreira, además del ministro de Hacienda de nuestro país, Santiago Peña, y los directores de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY), Juan Schmalko y Humberto Schiavoni.

Consultado al respecto, Schmalko, director paraguayos de la EBY, informó que se estableció un posible calendario de reuniones para el mes de enero, para que se vayan resolviendo las cuestiones y especialmente avanzar en las negociaciones que quedaron pendientes entre las Altas Partes.

El alto funcionario agregó que se hizo un pedido especial a las nuevas autoridades argentinas para que regularicen las remesas de las sumas que corresponden a nuestro país que dejaron de enviar, en particular la que corresponde a las transferencias por cesión dea energía correspondiente al 2014, que asciende a US$ 62 millones; mientras que, por el 2015 la deuda oscilaría entre US$ 65 y US$ 70 millones.

La EBY tampoco recibe recursos para solventar las tareas en la margen derecha, correspondientes a noviembre y diciembre.

“El ministro de gabinete del presidente Macri pidió tiempo hasta fin de año para trabajar en la conformación del equipo, especialmente en lo que se refiere a Yacyretá. Además de eso adentrarse en los antecedentes de las negociaciones para que desde la primera quincena de enero podamos sentarnos o puedan sentarse los que vayan a trabajar en la revisión del Anexo C”, dijo Schmalko.

Agregó que la intención es dar continuidad a los puntos en los que ya se avanzó con el gobierno anterior. “Los representantes argentinos están recabando información para saber hasta dónde se avanzó, porque la posición paraguaya es no empezar de cero, no retroceder, sino fortalecer algunas conquistas que se han alcanzado y seguir hacia adelante. Hay muy buena predisposición, así que yo celebro eso y espero que muy pronto se pueda resolver el problema de Yacyretá”, añadió Schmalko.

En cuanto al problema de la deuda de la EBY, afirmó que los argentinos tienen conocimiento de cuál es la postura del Paraguay y sobre eso, “aparentemente, no habría objeciones”, indicó.

Añadió que están revisando los números para después avanzar con el financiamiento de nuevas obras si se llega a un acuerdo. “En principio, la condición para un acuerdo es que se llegue a la clarificación de todas las cuentas”, recalcó.

Schmalko también fue consultado sobre los rumores de su destitución y al respecto señaló que su cargo depende del Poder Ejecutivo. “Por ahora me dijo que siga trabajando”, concluyó.



Fuente: ABC