El director del Instituto Republicano de Política Estratégica (IRPE), José Ocampos, considera que el expresidente de la República y director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, tiene pavor a sufrir una derrota ante el líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, en las internas de la Asociación Nacional Republicana (ANR). El exmandatario dio un paso al costado ante una eventual candidatura para presidir la Junta de Gobierno.

“Más allá de un supuesto deseo de ‘renunciar’ a esa pretensión a favor supuestamente del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, como un gesto de humildad; lo que se esconde es desde mi modesto punto de vista un pavor a una estrepitosa derrota”, sostuvo el director del IRPE.

Lamentó que Duarte Frutos, en el momento dado fue electo senador por su propia lista, pero prefirió renunciar a esa confianza que le depositaron sus votantes al cambiarlo por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). “Como hicieron los romanos, vendió por 30 monedas de plata su escaño, con eso lo ‘tranquilizaron’ y dejó solo a nuestro líder en la lucha por su banca”, indicó.

Velázquez hace agua por todas partes

En el mismo sentido observa con tristeza cómo un exponente como Duarte Frutos, quien llegó a presidir la República y el Partido Colorado, haya demostrado con ese gesto la traición a sus votantes ante la tranquilidad y abundancia de una binacional a luchar por su banca, según sostiene. “Nicanor ya quiere vivir tranquilo y ahorrar y pensar quizás en otro cargo administrativo de este mismo nivel quizás en la otra administración si su concurso o apoyo a la lista 1 es útil”, dijo.

Por otra parte, alegó que en el fondo prefirió tirarle la “pelota tata” a Mario Abdo para dejarlo como cobarde si no acepta candidatarse, pese a que está impedido constitucionalmente. Ante este escenario, asegura que se denota aún más la debacle y derrumbe de todo el proyecto del vicepresidente de la República, Hugo Velázquez, que “hace agua por todas partes”, agregó.

Considera que si el titular de la EBY tenía la certeza de que ganaría o si su rival hubiese sido un exponente más débil no hubiese renunciado jamás a la candidatura. “Sabe que va a perder terriblemente contra HC”, expresó. Una opción electoral que podría darse sería una mesa de negociación para un acuerdo consensuado.

De igual modo, asegura que Abdo tampoco se presentará porque marzo ya es tarde para presentar una candidatura para la ANR. “Honor Colorado ya sale desde la Operación Cicatriz y es el gran artífice de la extraordinaria victoria y recuperación del partido que motivó conquistar más de 168 nuevos municipios y casi 400 nuevas concejalías”, sentenció.

Fuente LA NACION