© Reuters. La Cámara de España pide menos crispación y más consenso para usar fondos UE

La Cámara de España pide menos crispación y más consenso para usar fondos UE 

Óscar Tomasi

Madrid, 27 dic (.).- El presidente de la Cámara de Comercio de España, José Luis Bonet, aboga por reducir el nivel de crispación política y encontrar consensos con el objetivo de aprovechar los fondos europeos " Next (LON:NXT) Generation" y consolidar una recuperación económica todavía amenazada por la pandemia de la covid.

En una entrevista con EFE, Bonet reclama "sentido común" al Gobierno para no aprobar medidas que perjudiquen el rumbo de la economía -como en materia fiscal- y critica aquellos "planteamientos que afectan a las bases fundamentales del sistema", y cita como ejemplo los "ataques que sufre la monarquía".

"¿Por qué ir ahora contra una institución que ha demostrado ser buena para el país? Hay que pensar en lo que ha pasado en estos 45 años, cómo han evolucionado las cosas y no hay que perturbar eso", defiende.

Bonet (Barcelona, 1941) incide en la necesidad de "estabilidad institucional" y destaca los avances vividos en España desde la transición democrática, por lo que exige "sensatez" a los gobernantes.

"Ahora hay una oportunidad histórica que no se puede desaprovechar gracias a los fondos 'Next Generation' y hay que buscar consensos porque la transformación económica requiere de mucho esfuerzo", subraya.

De hecho, considera que los empresarios "bastantes problemas tienen ya" debido a la covid-19 -entre ellos la subida de los costes y los problemas de aprovisionamiento- como para que se aprueben "medidas de orden fiscal o laboral que puedan perjudicarles".

"Hay que tener cuidado con no estropearlo, la recuperación no está completa, y más ahora con las restricciones por la ómicron", insiste el también expresidente de Freixenet.

En su opinión, la reforma laboral pactada por el Ejecutivo con patronal y sindicatos es "una buena noticia" al haber suscitado consenso, mientras que lamenta que por "prejuicios" se impida "trabajar a quien quiera hacerlo" aunque tenga más de 67 años.

"Si uno tiene 75 años y está perfecto, aportando, ¿por qué no le dejan trabajar? En una economía de servicios como cada vez es más la española, es un error", reflexiona.

De cara a la reforma fiscal prevista para 2022, el presidente de la Cámara de Comercio de España exige un debate "racional" en el que se hable "no sólo de los ingresos -vía impuestos-, sino también de los gastos".

LAS EXPORTACIONES, FACTOR CRUCIAL

En este sentido, Bonet recalca que el país no se puede permitir "perder competitividad" respecto a otros mercados con los que rivaliza, ya que las exportaciones son una de las claves de esta transformación económica.

Además, advierte del riesgo de repercutir las actuales tasas de inflación -históricamente altas- en los salarios, lo que provocaría mayores costes y derivaría en una "espiral" que califica de peligrosa.

"En tiempos de turbulencias, no hay que hacer mudanza", sentencia el representante empresarial, quien apunta al creciente peso de las exportaciones como una de las grandes diferencias que presenta la economía nacional respecto a la situación previa a la crisis financiera vivida hace algo más de una década.

Aun así, señala que existe todavía mucho margen para crecer en materia de internacionalización, una de las prioridades de su mandato al frente de la Cámara, posición que ocupa desde hace siete años.

"Los que ya están exportando están mucho mejor situados que los que no, eso se ve con claridad", asegura Bonet, quien pide reforzar la apuesta por el emprendimiento y la formación como herramientas para superar el impacto económico de la pandemia.

También apuesta por apoyar a pequeñas y medianas empresas para que además de digitalizarse y fomentar la sostenibilidad miren más hacia el exterior, con los fondos "Next Generation" como la pieza fundamental para lograr una verdadera transformación del tejido empresarial español.

"Puede pensarse que la llegada de los fondos va lenta, porque hay cierta confusión, pero esto es un programa de seis años, no pasa nada porque empiece en enero. Lo importante es hacerlo bien", razona Bonet, quien considera que existe "mucho por mejorar" en el ámbito de la educación, especialmente en la formación profesional y la universidad.

"Los empresarios deberían ser profesores asociados sin cobrar en la Universidad, mientras que los docentes universitarios deberían pasar 15 días o un mes todos los años en la empresa", propone el presidente de la Cámara.

Fuente INVESTING