Contra todo pronóstico, el Banco Central del Paraguay (BCP), en el marco de la reunión de enero del Comité de Política Monetaria (CPM), decidió aumentar la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos básicos, de 5,25% a 5,50% anual.

En ese sentido, la banca matriz afirmó que el riesgo climático ya se materializó en lo que va del año.

“En el período reciente, los riesgos a la baja para la actividad económica, que fueron señalados en el comunicado anterior (condiciones climáticas adversas y deterioro de la situación sanitaria), se han materializado en las últimas semanas. No obstante, el avance en el proceso de inmunización y la probable menor duración de las olas de contagio provocadas por la variante Ómicron podrían impactar en menor medida sobre la actividad económica, especialmente en el sector servicios”, señala en su comunicado.

En el escenario internacional, el BCP resalta el importante rebrote de la pandemia del covid-19, impulsado por la variante denominada Ómicron. No obstante, conforme a los registros disponibles, la duración de las olas de contagio y la tasa de letalidad serían menores a las observadas anteriormente.

En relación con la economía mundial, en diciembre se constató una mejora en el indicador global de producción por avances en el sector manufacturero, mientras que el indicador de servicios exhibió una desaceleración.

SOCIOS COMERCIALES

Las perspectivas de crecimiento del PIB de los principales socios comerciales continúan siendo positivas, aunque ligeramente menores a las previstas en el mes anterior. En cuanto a los precios de commodities, se resalta el alza de las cotizaciones del petróleo, del gas natural y de la soja.

En los mercados financieros se verificó un aumento en los rendimientos de títulos valores en las principales economías avanzadas, en línea con las expectativas del mercado de una suba anticipada de tasas de fondos federales por parte de la Reserva Federal, incluso desde su reunión del mes de marzo del corriente año.

En el ámbito regional se siguieron registrando tasas interanuales positivas en los indicadores de actividad de corto plazo en noviembre pasado. No obstante, el aumento de contagios por covid-19, también vinculados a la variante Ómicron, representa un riesgo a la baja para las perspectivas de crecimiento de las economías de la región en el 2022. En cuanto a los niveles de precio, el BCP señala que los países registraron tasas anuales de inflación superiores a sus respectivas metas, esperándose una moderación a lo largo del 2022.

FUENTE LA NACION