El especialista en ciberseguridad, Miguel Ángel Gaspar, advirtió sobre el código QR que Identificaciones de la Policía Nacional desea incorporar a la cédula de identidad para las personas que soliciten desde mañana. Alertó que no garantizará la seguridad de los datos de los ciudadanos y que además podría aumentar la cantidad de documentos con contenido falso.

“Los mecanismos que se integran a la cédula o pasaporte deben ser robustos. Cuando miramos los documentos de otros países vemos que dentro de la foto de la persona hay un sello con encriptación y marca de agua, el código de barra también tiene código encriptado. Eso es algo básico”, afirmó Gaspar.

Identificaciones implementará una nueva versión de la cédula de identidad desde este lunes 10 de enero. Según la Policía Nacional, se ajusta a las exigencias del Sistema Nacional de Identificación de Ciudadanos (SNIC) al contar con la incorporación del código QR (respuesta rápida), que es un código de evolución del código de barras, que irá al dorso del documento.

Señaló que podría aumentar la cantidad de documentos con contenido falso y que pese a que el código QR es utilizado para pago en locales comerciales no reviste de seguridad como lo requiere una cédula de identidad.

“Cuando pagamos con código QR en las tiendas, la gente piensa que es lo más seguro del mundo, pero no es así. Lo más inseguro es estar escaneando como loco los códigos QR en cualquier parte, porque es una de las codificaciones que no sabemos su origen sino únicamente luego de escanear. No es lo mismo escanear el código de tu banco o un local certificado, que uno que puede llevar a una página maliciosa”, manifestó.

Gaspar cree que el mecanismo más seguro son los documentos con chips, utilizado en países de Europa y también Chile, Brasil y Argentina. “En cambio acá lo que hicieron fue reducir la cédula a un carnet de barrio. Todo huele a una tragada de plata”, declaró el especialista.

Las personas que cuenten con la cédula sin QR, no están obligadas a cambiarlas hasta que el documento llegue a vencer, ambos documentos cuentan con el mismo curso legal. El costo de la renovación de cédula de identidad es de G. 8.500.


FUENTE LA NACION