Buenos Aires, (.).- El Banco Galicia de Argentina anunció este viernes que devolverá a sus clientes los fondos que hayan invertido en criptoactivos, luego de que el Banco Central argentino prohibiera a las entidades financieras que operan en el país ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar transacciones con criptomonedas y otros activos digitales no autorizados.

Buenos Aires, (.).- El Banco Galicia de Argentina anunció este viernes que devolverá a sus clientes los fondos que hayan invertido en criptoactivos, luego de que el Banco Central argentino prohibiera a las entidades financieras que operan en el país ofrecer a sus clientes la posibilidad de realizar transacciones con criptomonedas y otros activos digitales no autorizados.Banco Galicia argentino deja de operar con criptos por veto del Banco CentralBanco Galicia argentino deja de operar con criptos por veto del Banco Central

La entidad explicó en un comunicado que “realizará la devolución completa de los fondos invertidos en criptoactivos, adicionando los impuestos, más un monto adicional por haber participado de este producto”.

Galicia debió dar marcha atrás con la posibilidad de ofrecer la compra, venta y custodia de criptomonedas para sus clientes unos cuatro días después de ser lanzado al mercado. En este sentido, se ha dado de baja la operatoria con criptos que funcionaba a través de su página web.

“Aquellas personas que hayan invertido en criptomonedas a través del Banco, recibirán una compensación por haber confiado en nosotros”, agregó, el gerente de productos de inversión del Banco Galicia, Ariel Sanchez.

El Banco Central, que regula a las entidades bancarias de Argentina, alegó que con la medida adoptada este jueves, “procura mitigar los riesgos asociados a las operaciones con estos activos” que se podrían generar tanto para las personas usuarias de servicios financieros y como para el sistema financiero en su conjunto.

La autoridad monetaria recordó que la actividad bancaria “debe estar orientada a financiar la inversión, la producción, la comercialización, el consumo de los bienes y servicios requeridos tanto por la demanda interna como por la exportación”.

Por otra parte, advirtió que los actores implicados en las operaciones con activos digitales pueden no encontrarse establecidos en el país, lo que "podría generar apartamientos a la normativa general" vigente del país.