El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) presentó el sábado su encuesta de opinión sobre la situación económica y social en el Paraguay.

El muestreo realizado con más de 2.000 paraguayos demues­tra que la consideración hacia el gobierno de Mario Abdo Benítez cae en picada y tal derrumbe se basa en que los ciudadanos creen que fra­casó en sus políticas contra la corrupción, el manejo econó­mico y el abordaje en tiempos de pandemia.

En el estudio realizado se observa que Abdo tiene el rechazo del 66% de los ciuda­danos, lejos de la autocalifica­ción de “el mejor Presidente de la Pandemia” que se otorgó semanas atrás. La mala gestión de Abdo Benítez se traslada al propio partido de gobierno, la ANR, que capitaliza un cues­tionamiento del 50 por ciento.

El sondeo fue realizado entre el 16 de mayo y el 9 de junio del 2022, en 14 de los 17 departa­mentos del país.

91 POR CIENTO LO APLAZA POR CORRUPCIÓN

El trabajo dice que “se observa un marcado deterioro del pre­sidente Mario Abdo, tanto en términos personales –12% de imagen positiva–, como tam­bién en la evaluación de su ges­tión, la cual registra una desa­probación del 83% en términos generales y niveles de reproba­ción aún mayores en torno a su gestión de la economía (86%) y de la lucha contra la corrup­ción (91%).

La encuesta refleja la “dificul­tad para pagar gastos relacio­nados con la vivienda (64%) y el endeudamiento para cubrir gastos (60%)”, y menciona también que el 55% de los para­guayos y paraguayas piensan que “se debería otorgar una ayuda económica por parte del Estado por hijos para mejorar la situación económica de las familias más vulnerables”.

Se observa igualmente que el 70% de la población exige una mayor intervención para abaratar las tarifas eléctricas como así también para mejo­rar la calidad del transporte.




Todos los valores distan mucho de la auto calificación hecha por Abdo Benítez.