La Cámara votó el martes 14 los cambios realizados por el Senado al proyecto de ley que fija el tope del 17% del ICMS en electricidad, combustibles, telecomunicaciones y transporte público. 

Los diputados mantuvieron algunas medidas incluidas por los senadores, como garantizar la transferencia de recursos al Fondo de Mantenimiento y Desarrollo de la Educación Básica (Fundeb), pero rechazaron otras, como un cálculo más beneficioso a los estados gatillo para la compensación por pérdida de ingresos con el impuesto estatal.

Cámara aprueba texto base de tope de 17% ICMS tras cambios del Senado© Reuters. Cámara aprueba texto base de tope de 17% ICMS tras cambios del Senado

 Hubo 348 votos a favor y ninguno en contra. Todavía se analizarán los aspectos más destacados del texto, que luego pasa a la sanción presidencial.

“En la medida en que se reduzcan los impuestos, ese dinero quedándose en los ahorros de los populares, quedándose en los bolsillos de las familias más necesitadas de Brasil, que son las que pagan la cuenta del regreso del hambre y de la inflación, seguro que habrá mayor fluidez de los recursos", defendió el autor de la propuesta, el diputado Danilo Forte (União Brasil-CE), que preside el Frente Parlamentario por las Energías Renovables.

Un cambio en la propuesta aprobada ayer en el Senado, y mantenida hoy por la Cámara en un acuerdo con la oposición, determinó que la Unión debe indemnizar a los estados y municipios por mantener el gasto mínimo constitucional en educación y salud en comparación con lo que antes estaba vigente .para que la ley de tope entre en vigor.

La medida garantiza la transferencia de fondos al Fondo de Mantenimiento y Desarrollo de la Educación Básica (Fundeb), por tiempo indefinido. Hubo una articulación de diputados, con el apoyo del Palacio do Planalto, para derribar este tramo, pero el gobierno terminó cediendo.

El relator del proyecto de ley en la Cámara, diputado Elmar Nascimento (União Brasil-BA), sin embargo, decidió rechazar la modificación realizada por el Senado en el gatillo para indemnizar a los Estados por la pérdida de la recaudación del ICMS. El texto aprobado por la Cámara el 25 de mayo, retomado hoy, establecía que, durante seis meses, la Unión deberá reembolsar a los gobiernos estatales, mediante la reducción de la deuda con la Unión, siempre que la reducción de los ingresos del ICMS fuera del 5% con respecto al año pasado.

Sin embargo, el relator en el Senado, Fernando Bezerra Coelho (MDB-PE), había determinado que el gatillo podría activarse para cada bien o servicio del que trata el proyecto (energía, combustible, telecomunicaciones y transporte público), y ya no sobre los ingresos totales del Estado con ICMS. Los diputados evaluaron, sin embargo, que ese cambio, beneficioso para los gobernadores, "deformaría" el proyecto.

Otro cambio del Senado mantenido por la Cámara fue la inclusión de una forma de compensación por la pérdida de ingresos para los cinco estados sin deuda con la Unión. Para estas entidades, la compensación se realizará en 2023, con recursos de la Compensación Financiera por Exploración Minera (CFEM) y con priorización en la contratación de préstamos de la Unión.

Impuestos federales

En un intento por bajar los precios del combustible, en un año electoral, el gobierno también prometió cero impuestos federales sobre la gasolina y el etanol para el 31 de diciembre de 2022, lo que fue incluido en el proyecto de tope por el Senado y mantenido por la Cámara. A cambio, pidió a los Estados poner a cero el ICMS en diésel, gas de cocina y gas natural. vehicular . En este caso, el reintegro de la Unión a los gobiernos estaduales se realizará a través de una Propuesta de Enmienda a la Constitución (PEC), de autoría del Senador Carlos Portinho (PL-RJ), nuevo líder de gobierno en el Senado.

Además, un segundo PEC, ya aprobado en el Senado, pero que necesita el visto bueno de la Cámara, garantiza la competitividad de los biocombustibles, como el etanol, a través de un beneficio fiscal al sector. La semana pasada, Bezerra presentó cálculos y dijo que el llamado "paquete de combustibles" acordado entre el gobierno y el Congreso en su conjunto, que incluye el proyecto y los PEC, reducirá en R$ 0,76 el litro de diésel y en R$ 1,65 el de gasolina.