Los investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore de California, financiado con fondos federales, han combinado la mecánica estadística y la teoría de la información para diseñar una stablecoin que denominan Electricity Stablecoin (E-Stablecoin) y que transmitiría la energía como una forma de información.

Maxwell Murialdo y Jonathan L. Belof, de Livermore, afirman que su innovación permitiría transmitir la electricidad sin cables físicos ni red y crear una stablecoin totalmente garantizada y vinculada a un activo físico -la electricidad- que depende de su utilidad para tener valor.

Científicos afirman haber diseñado una stablecoin totalmente descentralizada vinculada a la electricidadCientíficos afirman haber diseñado una stablecoin totalmente descentralizada vinculada a la electricidad

  • Más allá del hype: los NFT pueden liderar la transformación de las experiencias empresariales
Según los científicos, la E-Stablecoin se acuñaría mediante la aportación de un kilovatio-hora de electricidad, más una comisión. A continuación, la stablecoin podría utilizarse para realizar transacciones del mismo modo que cualquier stablecoin, o bien podría extraerse la energía quemándola, también a cambio de una cuota. Todo el proceso estaría controlado por contratos inteligentes con una nube de almacenamiento de datos descentralizada. No se necesitaría ninguna autoridad centralizada de confianza para mantener o desembolsar el activo.

Esta sería la primera vez que se crea una stablecoin de tipo hard-pegged, es decir, que se puede intercambiar directamente por una cantidad específica de un activo físico, dijeron los científicos. Sugirieron que la electricidad tiene un precio y una demanda muy estables, y la electricidad utilizada para acuñar E-Stablecoins sería fácilmente sostenible. Los inversores podrían acuñar E-Stablecoins en regiones donde los precios de la electricidad son bajos, y quemar los tokens donde la electricidad es más cara.

Lea el artículo completo en Cointelegraph