NUEVA YORK, 15 ago (Reuters) - Varios de los principales bancos de Wall Street han comenzado a ofrecerse para facilitar las operaciones con deuda rusa en los últimos días, según documentos bancarios a los que tuvo acceso Reuters, dando a los inversores otra oportunidad de deshacerse de activos ampliamente considerados en Occidente como tóxicos.

EXCLUSIVA: Wall Street vuelve a negociar con bonos rusos tras el visto bueno de EEUU© Reuters. FOTO DE ARCHIVO: Un rótulo de Wall Street fuera de la Bolsa de Nueva York en Manhattan, Estados Unidos, 26 de octubre de 2020. REUTERS/Mike Segar

Por Davide Barbuscia

La mayoría de los bancos estadounidenses y europeos se habían retirado de esta negociación en junio, después de que el Departamento del Tesoro de EEUU prohibiera a los inversores del país comprar cualquier valor ruso como parte de las sanciones económicas para castigar a Moscú por invadir Ucrania, según un inversor que tiene valores rusos y dos fuentes bancarias.

Tras las posteriores directrices del Tesoro en julio, que permitieron a los tenedores estadounidenses reducir sus posiciones, las mayores empresas de Wall Street han vuelto con cautela al mercado de bonos estatales y corporativos rusos, según correos electrónicos, notas de clientes y otras comunicaciones de seis bancos, así como entrevistas con las fuentes.

Los bancos que están en el mercado ahora incluyen a JPMorgan Chase & Co (NYSE:JPM), Bank of America Corp (NYSE:BAC), Citigroup Inc (NYSE:C), Deutsche Bank AG (ETR:DBKGn), Barclays (LON:BARC) Plc y Jefferies Financial Group Inc, según muestran los documentos.

Este artículo informa por primera vez del regreso de las mayores firmas de Wall Street a la negociación de estos activos, de los detalles de las operaciones que estas se ofrecen a facilitar y de las precauciones que toman para evitar infringir las sanciones.

Bank of America, Barclays, Citi y JPMorgan declinaron hacer comentarios.

Un portavoz de Jefferies dijo que estaba "trabajando dentro de las directrices de las sanciones globales para facilitar las necesidades de nuestros clientes para navegar por esta complicada situación."

Una fuente cercana al Deutsche Bank dijo que el banco negocia bonos para sus clientes solo a petición y caso por caso para reducir aún más su exposición al riesgo de Rusia o el de sus clientes no estadounidenses, pero no hará ningún nuevo negocio fuera de estas dos categorías.

(Información de Davide Barbuscia en Nueva York; información adicional de Rodrigo Campos; edición de Megan Davies, Paritosh Bansal y Edward Tobin; traducción de Flora Gómez)