Luego de los efectos de la pandemia, la inflación pasó a ser un problema mundial, que llevó a que los bancos centrales aumenten de manera progresiva su tasa de plitica monetaria para frenar su avance.

Los bancos centrales de Latinoamérica en su mayoría decidieron aumentar la tasa de política monetaria desde finales del año pasado. Paraguay empezó un proceso de convergencia de este instrumento en agosto del 2021, cuando el porcentaje se encontraba en 0,75%, luego de medidas excepcionales por la pandemia. HAsta ahora, él (BCP) subió ocho puntos porcentuales.



RANKING

Argentina es un país con la tasa de política monetaria más alta desde antes de la pandemia, actualmente posee una tasa fijada en 60%, mientras que su inflación interanual se ubica en 64%. El aumento que realizó en un año fue de 22 puntos porcentuales, siendo este el mayor de Sudamérica.

Luego de Argentina, Brasil es el segundo con mayor incremento en su tasa clave, con un aumento de 8,5 puntos porcentuales , con este resultado el porcentaje se ubica en 13,75% .El siguiente en el orden se ubica Chile con una tasa de 9,75%, y ajuste de 9 puntos porcentuales.

Según el último informe de inflación del Banco Central de Brasil (BCRA) el principal motivo del aumento de la inflación se explica por los incrementos de precios de alimentos.


EFECTIVIDAD

Para el economista Aníbal Insfrán, los bancos centrales realizaron los ajustes necesarios dentro de las posibilidades, en el caso de Paraguay la efectividad de la Tasa de Política Monetaria (TPM) no presenta importantes resultados sobre la inflación, ya que la misma se da por aumento de precios de commodities importados como los derivados del petróleo y los alimentos.

“Los bancos centrales no pueden controlar con la política monetaria los precios de los combustibles ni alimentos”, señaló.

Países como Argentina o Brasil, elevaron sus tasas de interés sobre el nivel de la inflación, en dos puntos porcentuales, como una de las acciones efectivas para frenar desacelerar el aumento de precios, lo que genera un encarecimiento general para el financiamiento general.

En el caso de Paraguay el aumento por sobre la inflación es una posibilidad que tiene a disposición el BCP, sin embargo no considera que esto pueda ser aplicable para la macroeconómica local, según Insfrán.

EFECTOS

Un aumento de este instrumento a un nivel similar, podría generar aumentos innecesarios en las tasas activas del sistema financiero, ya que de igual manera no se podría controlar el avance de la inflación.

Al sexto mes del año, las tasas activas volvieron a los niveles vistos antes de la pandemia, las tasas activas en promedio ponderado se ubican en 15,3%, según el último informe de indicadores financieros del BCP.

Otro de los efectos que posee este instrumentos se basa en la reducción del exceso de liquidez para liberar un aumento en el consumo, en este sentido ya se observa una disminución en los depósitos bancarios, que presentó una caída de 0,5% interanual.

“Este resultado puede deberse además de una coyuntura económica, no solamente a resultados de la TPM”, sostuvo.

ORIGEN DE INFLACIÓN

El origen de la inflación que presenta el Paraguay es de carácter exógeno, por lo que no el ente regulador no posee gran margen de acción, es decir que depende exclusivamente del avance de los eventos internacionales como la logística, el conflicto bélico y los precios de productos que mayor incidencia posee en el IPC.

Con relación a Chile, explicó que el aumento que realizó su banco central se explica a que el principal origen de su inflación se da por factores monetarios, es decir que la efectividad de su políticas monetarias tendrían un efecto directo sobre esta.

“Nuestra situación es muy diferente, por lo que no considero que el BCP deba actuar de la misma manera”, explicó.

PROYECCIÓN

Las proyecciones de los agentes económicos sobre la TPM para el cierre del año se encuentra en 8,25%. Desde la banca matriz aún no comunicaron el fin de los aumentos para este instrumento, por lo que aún estudian posibles aumentos.

Mientras que para la inflación el BCP espera un IPC de 8,8%, según la última revisión.

CIFRA

8%

es la tasa de política monetaria de Paraguay