El Banco Central de Brasil (BCB) mantuvo este miércoles su tasa de interés de referencia interrumpiendo un ciclo de doce alzas consecutivas iniciado en 2021 para combatir la alta inflación.

El Comité de Política Monetaria (Copom) del BCB citó "factores de riesgo en ambas direcciones en la perspectiva inflacionaria" en la mayor economía latinoamericana y votó mantener el tipo básico Selic en 13,75%.

La decisión cumplió con las expectativas del mercado.

Pero el Copom, que se reúne nuevamente para evaluar las tasas el 25 y 26 de octubre, indicó que "se mantendrá vigilante" y "no dudará en retomar el ciclo de ajuste" si la inflación no se reduce como se espera.

La decisión no fue unánime: citando el alto grado de incertidumbre en torno a la economía brasileña y mundial, dos de los nueve miembros del comité votaron por un aumento residual de 0,25 puntos porcentuales, informó la institución.

Consciente de su historia de hiperinflación, Brasil fue uno de los primeros países que empezó a elevar las tasas de interés tras haber implementado una política de estímulos al consumo y la inversión durante la pandemia de covid, y lo hizo de manera acelerada.

En marzo de 2021, el Selic estaba en un piso histórico de 2%, antes de que el BCB aplicara una docena de alzas consecutivas de tasas, incluyendo tres de 1,5 puntos entre octubre de 2021 y febrero de 2022.

La tasa vigente de 13,75% es la más alta desde enero de 2017.

Brasil parece estar relajando los frenos a la economía, al tiempo que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) y el Banco Central Europeo (BCE) aprietan las tuercas para combatir la escalada de precios.

La decisión del ente rector brasileño se dio el mismo día en que la Fed aumentó 0,75% los tipos de interés (que se sitúan ahora entre 3,00% y 3,25%).

La institución estadounidense advirtió que ahora espera que el crecimiento de la mayor economía mundial sea casi nulo en 2022.

Por su lado el BCE subió a comienzos de este mes los tipos de interés en una cantidad sin precedentes, también de tres cuartos de punto porcentual.

Ambas instituciones están tratando de frenar la inflación causada por las interrupciones de la cadena de suministro relacionadas con el covid-19, y exacerbada por el aumento de los precios de la energía y los alimentos debido a la guerra en Ucrania.

- Foco en el crecimiento -

La disparada de precios al consumidor se convirtió en uno de los principales desafíos para el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien buscará su reelección en los comicios del 2 de octubre. Los sondeos muestran al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva como favorito.

En el año, la inflación acumulada es de 4,39%, mientras que en los últimos 12 meses se ubicó en 8,73%, lejos de la meta del BCB para 2022 de 3,5%.

Pero es incluso menor que el 12,13% registrado en abril.

De hecho, los precios al consumidor cayeron 0,36% en agosto. El dato significó el nivel más bajo para el mes en 24 años y el segundo retroceso mensual consecutivo, empujado por la caída en los precios de los combustibles.

La meta del BCB ahora es volver el foco en el crecimiento, temeroso de que los frenos hundan al país en una recesión.

"Sin prejuicio del objetivo fundamental de asegurar la estabilidad de los precios, esta decisión implica suavizar las fluctuaciones en el nivel de la actividad económica y fomentar el pleno empleo", indicó en el comunicado.

Pero resaltó que la perspectiva económica mundial sigue siendo "adversa y volátil", con un "ambiente inflacionario que sigue ejerciendo presión".

El mercado proyecta un crecimiento del PIB de 2,65% para 2022, con una Selic estable en 13,75%, según una encuesta del BCB publicada este lunes.

Para 2023, en tanto, las instituciones financieras esperan una disminución de la tasa de referencia a 11,25% al finalizar el año.

ORIENTACIÓN

En todo los Países Democráticos, con Estados de Derechos y Libertad. ‼️ 
"Toda persona tiene Derecho a que se presuma su INOCENCIA, hasta que se demuestre lo Contrario Judicialmente". ‼️
( Art. 17 de la Constitución Paraguaya).