Los ingresos generados por el rubro de confecciones y textiles a través de las exportaciones volvieron a repuntar tras los dos años de pandemia, en los que las ventas se habían contraído y en el acumulado a julio se registró el mayor aumento en los últimos cinco años, según el informe de la Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay (AICP).

El reporte señala que las divisas generadas por el sector desde el primero al sétimo mes de este año alcanzaron la cifra de US$ 88,8 millones, lo que representa un incremento de 22,7% frente a los envíos del mismo periodo en el año anterior, cuando alcanzó US$ 68,6 millones.

Este hecho es significativo para el sector, que en la última década vino forjando un crecimiento tras los esfuerzos de los distintos actores de la cadena que involucra en promedio a 300.000 personas a nivel país, desde grandes industrias, pequeñas y medianas empresas hasta talleres de costura y asociacione

Conforme a lo indicado, el periodo en cuestión fue el que logró un repunte significativo luego del último periodo en el que se registró hasta un 46% más en el 2016, pero también hay que tener en cuenta que en ese entonces los envíos llegaron a US$ 47 millones. No obstante, frente al 2020 el incremento fue 18,6%, en comparación al 2019, que fue de 12,1%; ante el 2018 fue solo 0,8% más y frente al 2017 casi 18%.


Envíos por categoría

Desplegando el boletín, se encuentra que en el segmento de cama, mesa y baño, en el ranking siguen en tendencia las mantas de fibras sintéticas como el producto más exportado con el 57,2% de participación, seguidas por las cortinas de fibras sintéticas.

En términos acumulativos, el mismo rubro presenta un incremento de casi 40% frente al mismo periodo del 2021, con US$ 36,6 millones exportados frente a US$ 25,2 millones. Pero al mirar el esquema frente a los años anteriores, 2020 y 2019, se observa una variación negativa de casi 16% y 30%, respectivamente.

En tanto que en el rubro de prendas de vestir, los ingresos de divisas en el acumulado en cuestión ascienden a US$ 52,1 millones frente a los US$ 43,3 millones del 2021, haciendo una variación positiva de casi 17% más en este apartado, pero frente al 2022 el aumento es incluso del 42,7%.