Uno de cada tres trabajadores desempeña en España un empleo que requiere menos formación de la obtenida, o lo que es lo mismo, la tasa de sobrecualificación es del 35,9 %, una cifra que se sitúa a la cabeza entre los países de la Unión Europea (UE), cuya media es del 22,2 %.

Uno de cada tres trabajadores ocupa un puesto que requiere menos formación de la obtenidaUno de cada tres trabajadores ocupa un puesto que requiere menos formación de la obtenida
 
RAND
+0,37%

Madrid, 11 jun (.).-

Esta tasa, elaborada por Eurostat y actualizada con datos de 2022, mide la proporción de personas que ocupan un puesto de trabajo que requiere menos formación de la obtenida respecto a la población en edad de trabajar.

Desde 2013, primer año de la serie histórica de Eurostat, España se sitúa a la cabeza de Europa en trabajadores con más formación de la que requiere su puesto de trabajo.

Según la encuesta de población activa (EPA), a cierre de 2022 el 46,2 % de los ocupados contaba con educación superior, siendo el mayor grupo por nivel de estudios, seguido de los que han completado hasta la primera etapa de educación secundaria (25,2 %) y los que han completado hasta la segunda etapa de secundaria (13,66 %).

Expertos de empresas de recursos humanos consultados por EFE han señalado una carencia de profesionales con titulaciones científicas, tecnológicas, ingenierías y matemáticas, ya que aumenta a mayor ritmo la demanda de trabajadores que la oferta de graduados.

Igualmente, fuentes de CEOE han advertido del desajuste entre la formación y las necesidades de la empresa de nuevos perfiles para hacer la doble transición ecológica y digital, así como del fallo en la orientación profesional de los jóvenes.

MÁS UNIVERSITARIOS Y UN "DESAJUSTE EN LAS TITULACIONES"

El investigador de Fedea Marcel Jansen apunta en declaraciones a EFE que "el número de universitarios ha crecido mas que el numero de empleos" que demandan esa titulación, de manera que muchos egresados "acaban en empleos por debajo de su formación".

Y añade que "hay un claro desajuste en las titulaciones y campos de los alumnos y la demanda de las empresas".

"La oferta educativa está mal vinculada con lo que necesitan las empresas", resume Jansen, quien puntualiza que, aunque el mercado laboral español demanda lo mismo que el europeo, hay una divergencia en la oferta de trabajadores.

Esto conlleva, según el investigador de Fedea, que esas personas que ocupan un puesto que requiere menor formación tengan "poca satisfacción" y se desmotiven, lo que genera "mucha movilidad", algo que no gusta a las empresas, de manera que la sobrecualificación "no tiene un efecto positivo ni en salarios ni en la carrera laboral".

Por su parte, el director de Randstad (AS:RAND) Research, Valentín Bote, afirma en una conversación con EFE que un trabajo puede tener unas condiciones salariales y laborales adecuadas, pero que no coinciden con las aspiraciones de la persona "por estar en esa situación de sobrecualificación".

"Una persona que tiene un título universitario pero se ha graduado en un ámbito de conocimiento para el que las salidas profesionales son muy limitadas tiene que buscarse otras opciones y muchas veces se llega a esas situaciones de sobrecualificación", explica Bote, que indica que "es inevitable" que alguien que ha hecho el esfuerzo de estudiar una carrera "termine frustrada" con su empleo.

LA MALA ADAPTACIÓN DEL SISTEMA EDUCATIVO

De acuerdo con Jansen, esta situación se explica porque el sistema educativo español "se adapta muy mal y muy lento a las necesidades de las empresas", aunque también tiene que ver con los alumnos, que eligen qué titulación estudiar sin tener en cuenta la inserción laboral de esta.

"Necesitamos mejorar mucho la orientación de los alumnos para que sepan lo que realmente les puede ir bien, y debemos incentivarlos a que elijan carreras con buenas perspectivas laborales", continúa el investigador de Fedea, que dice sentirse "frustrado" por el "enorme desperdicio de talento", en relación a los estudiantes que cursan titulaciones con poca salida laboral.

En la misma línea, el director de Randstad Research asegura que, si bien el número de graduados ha crecido en la última década, en ingenierías e informática ha disminuido y "son ámbitos de estudio en los que las oportunidades profesionales han aumentado fuertemente en los últimos tiempos".

Jansen insiste en que no se trata solo de generar universitarios, si no de que se cursen estudios que encajen con el "talento" de los alumnos y que tengan relación con el mercado laboral.

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com cód: 14260854, 14260852 y otros)

ORIENTACIÓN

En todos los Países Democráticos, con Estados de Derechos y Libertad. 
“Toda persona tiene derecho a presumir su INOCENCIA, mientras no se demuestre Judicialmente lo contrario".

(Art. 17 de la Constitución paraguaya